Ingresa una palabra clave

domingo, 30 de julio de 2017

Reseña: Si el amor es una isla (Silence Hill #1) - Esther Sanz


*Gracias a la editorial por el ejemplar


"A veces, el amor te encuentra en donde menos lo esperas. Dicen que una isla es el lugar ideal para perderse. Yo tuve que llegar al inhóspito Sark, un islote con quinientas almas en el canal de la Mancha, para encontrarme a mí misma". 


Existen una variedad de factores que influyen al momento de decidir si un libro te gusta o no. Ya sea que los personajes son encantadores, la historia es cautivadora, o las situaciones descritas son interesantes.
En este caso fue la ambientación. Y es que, sin exagerar, el libro que hoy reseño se encuentra entre los mejor ambientados que he leído en meses.

Luisa es una chica de diecisiete años que necesita un nuevo comienzo para replantear su futuro. Luego de un desliz que la lleva a perder a su mejor amiga y de enterarse que su padre se encuentra enfermo, se ve forzada a aceptar un contrato de un año para pagar el costoso tratamiento en el prestigioso Silence Hill; un hotel ubicado en la isla de Sark, y que a su vez se localiza en el canal de la Mancha.
Apenas pone un pie en la isla, Luisa conoce a Jim, el cochero del hotel, con quien parece entenderse y con quien poco a poco entabla una amistad.
Todo parece en orden hasta que descubre que su nuevo empleo trae consigo una serie de situaciones que la pondrán a prueba y la llevarán a preguntarse en quién puede confiar, protagonizadas principalmente por Patrick Groen, el misterioso joven que dirige el hotel desde las sombras.

La historia está narrada en primera persona por Luisa, quien nos describe sus nuevas tareas como doncella en Silence Hill, sus encantadores paseos por el pueblo, y a raíz del hermetismo con el que son tratados los asuntos del hotel, vamos descubriendo junto a ella que aquel sitio no es lo que parece.

Como dije al principio, la ambientación es excelente y uno de los puntos fuertes del libro. Silence Hill parece un hotel extraído de la Inglaterra victoriana y depositado en el presente, no solo por su aspecto, sino por sus estrictas y anticuadas reglas. El pueblo, a pesar de arraigar costumbres feudales, es un lugar muy pintoresco, con su encantadora librería y cafetería, su simpática taberna, y sus fascinantes paisajes descritos con detalles que perfectamente te permiten visualizar en todo momento.
Afortunadamente la pluma de la autora es lo suficientemente ágil para mantener un ritmo continuo, y ser descriptiva sin volver denso el desarrollo de la historia. Es una narrativa que te cautiva, te transporta y envuelve a la novela en un halo muy particular y grato de leer.

El argumento en un principio te atrapa y la autora consigue despertar tu curiosidad por descubrir los secretos que ocultan las paredes de Silence Hill, revelando únicamente la información necesaria para que el desarrollo no se vea entorpecido. Hay misterio, hay romance y hay pasión. Cada elemento con una dosis adecuada que se mezcla de manera natural.
Honestamente la primer mitad del libro se pasa volando. La curiosidad de la protagonista le da mucho juego a la historia y desencadena la mayor parte de sus vivencias durante su estancia en la isla.

Desafortunadamente llega un punto en el que la historia se tambalea. El encanto inicial da paso a una narración que parece ajena a lo ofrecido hasta ese momento. Se comienza a convertir en una historia de romance mucho más típica, predecible a momentos, poco creíble y que te hace vislumbrar un desenlace que no llegará a buen puerto, sin embargo; la autora nos entrega hacia el final un giro argumental que no he visto venir y nos revela sorpresa tras sorpresa. Aunque debo decir que en lo que respecta al destino de la protagonista, no es un aspecto que me haya convencido del todo.

En cuanto a los personajes, Luisa es una protagonista buena pero sin destacar especialmente. Su personalidad desafiante le conceden cierto atractivo, y aunque a veces es difícil comprender por qué hace lo que hace, en general he disfrutado leyéndola.
Patrick por su parte, ha sido un personaje con el que no he empatizado en absoluto. A lo largo de todo el libro tiene actitudes que me han resultado chocantes, actitudes incluso tóxicas que no me han gustado para nada, y aunque se les trata de dar una justificación, desde mi punto de vista es un punto malo en el libro.
Existen dos personajes secundarios de los que me he quedado con ganas de saber más y que espero que así sea en la segunda parte.

En conclusión, Si el amor es una isla es una historia excelentemente ambientada y que llega a cautivar. A pesar de sus puntos flacos, la historia atrapa y te mantiene interesado. No estoy seguro del rumbo que pueda tomar en la segunda parte, pero me quedo con un buena sabor de boca.

¿Ya conocías el libro? ¿Has leído otros trabajos de la autora? Cuéntamelo en los comentarios.    

Hasta la próxima reseña.

3.5/5 Bueno



6 comentarios:

  1. ¡Hola, Alex! Tenía pendiente pasarme por tu blog desde hace varios días y aquí estoy :D
    De este libro puedo opinar porque lo he leído, así que voy a ir comentando a media que leo tu reseña.
    Coincido plenamente contigo en que la ambientación es un gran punto a favor, no solo por el hotel, sino por la isla en sí. Yo estuve mirando fotos del lugar y realmente dan ganas de visitarlo, pues se parece mucho a lo que cuenta la autora en el libro.
    La sorpresa del libro me la intuía, pero aún así, a mí los momentos de pasión me parecieron originales y.. ¿qué quieres que te diga? Me pareció que la atracción entre los protagonistas se transmitía bien. Personalmente, yo estaba enamorada del misterio de Patrick y su actitud medio autoritaria, medio juguetona.
    ¿Qué actitudes te parecieron tóxicas?
    Para mí, lo peor fue el final, ya que me hubiera gustado algo más. Sé que hay 2º parte, pero no creo que supere a ésta.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Omaira!
      Sería una experiencia interesante visitar un sitio en el que se desarrolla un libro. Hasta ahora no he tenido la oportunidad.
      No te niego que se trasmitiera la atracción, pero llegó un punto en el que no comprendía de donde surgía exactamente. No me puedo explicar abiertamente para no spoilear, pero todo lo que tiene que ver con el desenlace y el misterio de Patrick, no me pareció la conducta más correcta, por decirlo de alguna manera.
      Me estoy debatiendo entre leer la segunda parte ya, o esperar un tiempo y mientras leer otra cosa. Ya veremos.

      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. ¡Hola, Alex! Creo que intuyo a qué te refieres con la conducta de Patrick, pero no sé, será que cuando yo lo leí no le di mucha importancia ni me pareció nada exagerado.
      Yo tampoco he estado en ningún lugar en el que se desarrolle la historia de un libro, pero sí, tiene que ser especial ^^
      Bueno, si en un tiempo lees la 2º parte de este (en un tiempo o ahora), estaré atenta a lo que digas.
      ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
  2. ¡Hola, Alex!
    Si bien todavía no leí este libro, espero hacerlo pronto ya que lo tengo en mi estantería esperándome. Me parece que la ambientación es un factor clave a la hora de hacer una historia como esta; lástima que la calidad narrativa se vuelva predecible en la segunda mitad del libro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mailén!

      Si te gustan esta clase de historias, probablemente la disfrutes. Tiene sus detalles pero al final es una lectura que se disfruta. Ya lo tienes en la estantería, solo es cuestión de que te animes :P

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Orale, me encantó tu reseña! Y me convenciste con lo del hotel victoriano jaja, amo esas ambientaciones y como se comportaba la sociedad en ese entonces. Gracias por darmelo a conocer, a pesar del fallo de la trama lo leería solo por conocer el hotel.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante, me encanta leer tus comentarios.
Por favor no arruines la trama con spoilers, recuerda que habrá personas que aún no hayan leído algunos libros.

Sígueme por e-mail