Ingresa una palabra clave

viernes, 30 de mayo de 2014

Reseña: Buscando a Alaska - John Green



"Cansado de su aburrida existencia, Miles, de 16 años, decide cambiarse a un colegio internado para ir en busca de lo que el poeta Rabelais llamó el "Gran quizá". Ahí, su recién descubierta libertad y una enigmática chica, Alaska, lo lanzan de lleno a la vida. Cuando Miles siente que está por alcanzar su objetivo, una tragedia inesperada amenaza con arrebatárselo".


La verdad es que tenía muchas esperanzas puestas en éste libro; no voy a negarlo, me dejé llevar por la agradable sorpresa que fue leer "Bajo la misma estrella", así que parecía una buena idea intentar con otra obra del autor. Sin embargo, me topé con una historia que, debo decir, me ha gustado, pero no terminó de cuajar y parece escrita por alguien más. Aunque no culpo al autor, era su primer novela juvenil.

Miles es un chico bastante reservado, con una vida social más que limitada y con una curiosa facilidad para memorizar las últimas palabras de gente famosa antes de su muerte. Su vida da un giro de 180° cuando decide mudarse al colegio internado Culver Creek; una escuela que cuenta con los dos típicos grandes grupos de población estudiantil: Los "Guerreros Semaneros" que no son mas que los chicos ricos y populares quienes creen que el resto está por debajo de ellos, y los internos regulares; grupo donde finalmente Miles logra hacer amigos. Debo decir que Miles me ha parecido una versión insulsa de "Charlie" de "Las ventajas de ser invisible"; si bien es el coprotagonista de ésta historia, la verdad es que se queda lejos de ser un personaje notable y llega a volverse fastidiosa su manía por enlistar cosas cuando cuenta los acontecimientos y por contar las capas de ropa que lo separan de la chica que tenga lo suficientemente cerca. Por si fuera poco, también está cargado de su dosis de egoísmo y patanería por si lo anterior no era suficiente para odiarlo.

Una vez dentro de su habitación en su nueva escuela, Miles conoce a Chip Martins; también llamado "El Coronel", un chico fornido y de mediana estatura que puede recitar el nombre de todos los países del mundo sin mucha dificultad. "El Coronel" me ha parecido el mejor de los personajes, aunque dicho sea de paso, todos tienen sus defectos, pero afortunadamente, Chip tiene esa capacidad de ser un chico que se adapta a las circunstancias. Es gracioso en ocasiones y serio en otras, directo y no teme decir lo que piensa. Además me resultó conmovedor conocer su faceta de hijo, ya que, a pesar de no ser un estudiante ejemplar, es alguien que realmente se preocupa por el bienestar de su madre.

Posteriormente, Chip lleva a Miles a la habitación de Alaska; quien a diferencia de lo que he leído en muchos lados, me pareció un personaje mucho más rescatable que el propio Miles. Si bien es cierto que llega a molestar su bipolaridad, también lo es que tenía una razón de peso para su forma de ser. A simple vista no es mas que una adolescente altanera que gusta de burlarse de los demás y parece no tomar enserio nada en su vida, pero si analizamos un poco las cosas, podemos darnos cuenta de que es un personaje mucho más complejo que eso.

La historia nos mete de lleno en la vida estudiantil de Culver Creek; con sus clases, los maestros, los deberes y por supuesto la autoridad del instituto. Pero también las travesuras, la amistad, el amor y todo lo que puede experimentar un adolescente en un colegio de ésta naturaleza.

El desarrollo por desgracia sufre de constantes altibajos, con capítulos de lo más interesantes y divertidos, seguidos de otros totalmente irrelevantes y tediosos. Además no podrás evitar sentir cierta frustración con algunas lineas argumentales que son cortadas de tajo, dejándote muchas dudas y la sensación de que debían ser concluidas, aunque debo decir que la más importante tiene su razón de ser. 
Parte de la falla son nuestros protagonistas, quienes en un momento pretenden ser adultos, bebiendo más alcohol del que muchos hemos probado en nuestra vida y fumando como posesos, y al siguiente están haciendo travesuras de los más infantiles y aburridas. De pronto podemos encontrarnos partes que parecen haber sido incluidas a la fuerza, como cierta escena de sexo, gratuita y por demás innecesaria que al final termina siendo un hecho más sin significado alguno.

No es un libro de romance, es un libro que invita a filosofar sobre los hechos de la vida, lo que todo ésto implica y la facilidad con la que lo que conocemos puede cambiar o simplemente desvanecerse, pero desafortunadamente no de una forma lo suficientemente acertada. La falta de un ritmo constante y los personajes medianamente logrados en el mejor de los casos, hicieron que incluso las partes más emotivas perdieran peso y lograran, como mucho, provocarme un pequeño nudo en la garganta sin calarme tan hondo como otros libros lo han hecho. Ésa búsqueda del "Gran quizá" se pierde entre borracheras y no aparece hasta ya muy avanzado el libro, cuando se supone que debía ser el hilo conductor de todo el argumento. Si decides hacer una novela sobre adolescentes, la haces sobre adolescentes; si la haces sobre la filosofía de los hechos inherentes a la vida, entonces la haces sobre eso sin tratar de agregarlo como un trasfondo malogrado. Y es que el final no pudo haber sido más ambiguo, dejándonos con más incógnitas de las que pudo resolver.

"Buscando a Alaska" no es un libro malo, tiene puntos interesantes a su favor, pero definitivamente no es un título que recomendaría a cualquiera.

¿Qué opinas de éste libro? ¿Te ha gustado? Me encantará conocer tu opinión.

3/5 Bueno



3 comentarios:

  1. ¡Hola Alex! He conocido tu blog gracias a tu comentario en el mío y leyendo lo que pusiste en "Acerca de" en tu blog me has convencido para seguirte y leer tus reseñas. Este libro si me decidiera a comprarlo sería por lo gratamente impresionada que acabé con "Bajo la misma estrella" pero precisamente el miedo a que me decepcione es lo que me ha hecho no adquirirlo. Por lo que veo en tu reseña es un libro algo simple, aunque tal vez esta no sea la palabra adecuada, y no llega al nivel de "Bajo la misma estrella", por lo tanto creo que lo dejaré para cuando me sienta con ganas de afrontar una lectura como esta. ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por seguirme Omaira!

    Te juro que a medida que avanzaban las páginas, por momentos olvidaba que se trataba de un libro de John Green.
    No es malo, simplemente no es un libro para todos y difícilmente te puedes encariñar de verdad con los personajes. Si algún día le das la oportunidad, me encantará saber lo que piensas.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. No puedo decir mas que odie a Alaska!! la verdad es que ya no la soportaba por lo que aveces llegaba a dejar de leer por un día entero!! bueno nada mas por Alaska pero por todo lo demás creo que es un buen libro juvenil y tienes toda la razón con sus disque travesuras (para mi mas que infantiles o aburridas) se me hacían absurdas!!
    Saludos!

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante, me encanta leer tus comentarios.
Por favor no arruines la trama con spoilers, recuerda que habrá personas que aún no hayan leído algunos libros.

Sígueme por e-mail